La Data como el nuevo petróleo y la ciencia de datos su refinería

Al principio de la era del petróleo, teníamos usos muy limitados para este material. De hecho, su uso principal por muchos años fue combustible para lámparas de keroseno. Esto empezó a cambiar con avances tecnológicos como el foco eléctrico y el automóvil. Sin embargo, tomó mayores avances tecnológicos para extraer toda la versatilidad del petróleo, como es su aplicación en plásticos, asfaltos, etc.

Aunque el petróleo sigue moviendo al mundo, ha llegado un nuevo contendiente: los datos. Antes podíamos extraer algunos datos de nuestros clientes con bases de datos, programas de lealtad y encuestas. Estos datos nos daban información imprecisa y limitada. Ahora el nombre del juego es conseguir la mayor cantidad de datos sobre tus clientes para obtener inteligencia cada vez más valiosa sobre ellos. Esto es posible dado que hoy ya contamos con las herramientas necesarias para recopilar estos datos (Dispositivos inteligentes, IoT, IIoT, etc.) y las herramientas para procesar grandes cantidades de datos.

Es innegable que el panorama económico mundial ha sufrido una transformación absoluta y que dicha transformación se sustenta en la constante creación y procesamiento de datos. De acuerdo a un Briefing publicado por la Unión Europea en 2020, donde se comparan las 5 compañías más grandes del mundo en 2008, todas ellas tenían como fuente principal de ingresos la explotación de recursos naturales como el petróleo, siendo este último uno de los más representativos.

En 2006 Clive Humby, uno de los primeros científicos de datos de la historia dijo, “los datos son el nuevo petróleo” que luego Michael Palmer amplió diciendo, “los datos son valiosos, pero si no están refinados, en realidad no se pueden usar. El Petróleo debe transformarse en gas, plástico, productos químicos, etc. para crear una entidad valiosa que impulse una actividad rentable; por lo tanto, los datos deben desglosarse y analizarse para que tengan valor” convirtiendo a la ciencia de datos en la refinería adecuada para el aprovechamiento óptimo de la información.

¿Qué es la ciencia de datos?

La ciencia de datos abarca la preparación de los datos para el análisis, incluida la limpieza, la agregación y la manipulación de los datos para realizar análisis avanzados. Las aplicaciones analíticas y los científicos de datos pueden revisar los resultados para descubrir patrones y permitir que los líderes empresariales obtengan información fundamentada.

Pero estos datos frecuentemente solo están inmóviles en las bases de datos y los lagos de datos, básicamente sin tocar. La gran cantidad de datos recopilados y almacenados por estas tecnologías puede generar beneficios transformadores para las organizaciones y sociedades de todo el mundo, pero solo si sabemos interpretarlos. Ahí es donde entra en acción la ciencia de datos.

La ciencia de datos revela tendencias y genera información que las empresas pueden utilizar para tomar mejores decisiones y crear productos y servicios más innovadores. Quizás lo más importante es que permite que los modelos de aprendizaje autónomo (ML) aprendan de las grandes cantidades de datos que se les suministran en vez de depender principalmente de los analistas de negocios para ver qué pueden descubrir a partir de los datos.

Si alguna constancia queda, la era de los datos apenas se encuentra en fase inicial y aún quedan muchos puntos por tocar y afinar. Pero el hecho de que los datos son el nuevo petróleo es una certeza y la mirada ahora tiene que estar enfocada en la optimización de sus beneficios para la sociedad y la regularización legal de su uso.

La información se convirtió en un bien vital, y todas las operaciones que se realizan en torno al espectro digital es en base a una serie de datos. A su vez, son el impulso de las nuevas economías ya que con la recolección de la actividad de potenciales usuarios las empresas pueden conocer cómo llegar al público deseado. Según Accenture Argentina, 97% de los ejecutivos encuestados considera que formar parte de un ecosistema digital es crítico para el éxito de su negocio. Nunca se supo tanto de la audiencia como se sabe hoy, y eso se lo debemos a las métricas digitales.

Leave A Comment